Algunas de las noticias de nuestros días se convertirán en hitos históricos en el futuro. Esta sección recoge algunos de estos
Titulares  CIENTÍFICOS que harán historia.
Aquí no habrá muchas noticias. Tan sólo algunas muy seleccionadas, con visión de futuro. Por otra parte la idea es seguir dichas noticias con el tiempo y ser testigos del avance de investigaciones científicas y desarrollos tecnológicos que serán historia en el futuro. Quizá en un futuro no muy lejano.


ÍNDICE
Cultivando su propio jardín de células.  Hacia el control de la especialización celular
  1. Introducción (27 de Enero de 1999)
  2. Células madre de médula ósea generan células hepáticas en ratones (13 Mayo 1999)
La Estación Espacial Internacional.
  1. Conectados los dos primeros módulos de la Estación Espacial Internacional.(1 de Diciembre 1998)


Cultivando su propio jardín de células.  Hacia el control de la especialización celular
Sería estupendo que nuestro propio cuerpo pudiera cultivar nuevos tejidos como los del hígado en caso de que los viejos tejidos estuvieran muy dañados. Pero los millones de años de evolución biológica que llevamos a cuestas no han sido suficientes para dotarnos de esa capacidad. Sin embargo, si a esa evolución biológica le añadimos unos cuantos miles de años de evolución cultural y tecnológica podríamos llegar a conseguirlo.
 

1. Introducción 27 de Enero de 1999

    En esta ocasión no se trata de hígados artificiales. La meta de los científicos es ahora llegar a controlar el crecimiento de células especializadas como las que componen el tejido del hígado a partir de células no especializadas llamadas pluripotenciales o "células madre" (stem cells) en un proceso que sería similar en cierta forma al que tiene lugar durante el desarrollo embrionario. Estas células madre, no especializadas  son de tamaño microscópico y crecen en el seno de embriones de pocas semanas antes de transformarse en alguno de los 210 tipos de células (especializadas) que componen el cuerpo humano.
    La obtención y control de células madre embrionarias ha sido un "Santo Grial" para la Ciencia. La comprensión de sus procesos de desarrollo podría servir por ejemplo para prevenir defectos de nacimiento. Estas células podrían asimismo servir para la formación de bancos de tejidos para el ensayo de productos farmacéuticos. Podría incluso pensarse en que pudieran llegar a ser la base para el crecimiento de piezas corporales de repuesto. Un hígado o un corazón no se regeneran. Pero podemos imaginar que algún día se pudiera reparar el daño causado por un ataque al corazón con una simple inyección de estas células para generar nuevos tejidos, o curar la diabetes inyectando células productoras de insulina.
    Se comprende así el revuelo que causó en la comunidad científica el anuncio en el otoño de 1998 de grupos de investigación en Wisconsin y Maryland que habían conseguido hacer crecer este tipo de células madre en el laboratorio en cantidades considerables. ¿Parece ciencia-ficción?. Pues en la Universidad Johns Hopkins el grupo del Dr. John Gearhart ya ha usado esta tecnología para el crecimiento de células cerebrales humanas en el laboratorio.

PERO. Hasta ahora, los científicos habían creído que sólo las células madre procedentes de embriones eran adecuadas para estos procesos de crecimiento y especialización controlados.
Las implicaciones éticas eran evidentes y dieron lugar a un cierto número de reacciones de rechazo.

LAS BUENAS NOTICIAS (y recientes) SON que la Ciencia está avanzando tan rápidamente en esta nueva área de investigación que podría solventar el dilema ético.
    En enero de 1999 un grupo de investigadores ha anunciado su descubrimiento de células madre, no en embriones, sino en ratones adultos. Son éstas células madre "maduras" destinadas a ir reemplazando determinados tejidos pero que se podrían reprogramar para cultivar otro tipo de tejido. Si los humanos poseen este mismo tipo de células madre maduras ya no sería necesario extraerlas de embriones. Podríamos efectivamente tomar algunas de nuestras propias células madre y convencerlas para que crecieran dando lugar al tejido que necesitemos. Estaríamos cultivando nuestro propio jardín de células.
 

Este titular está extraído en parte de:
Promise of 'Master Cell' Research
By LAURAN NEERGAARD=
AP Medical Writer=
http://www.infobeat.com/stories/cgi/story.cgi?id=2558142658-be6
 



2. Células madre de médula ósea generan células hepáticas en ratones (13 Mayo 1999)
 

03:06 PM ET 05/13/99

 Cell Used To Make New Liver Tissue
 By PAUL RECER=
 AP Science Writer=
           WASHINGTON (AP) _ Algunas células muy especiales, aisladas en la médula ósea se han podido convertir en tejido hepático, lo cual sugiere la posibilidad de usar algun día la propia médula de un paciente para reparar hígados dañados.
   En estudios sobre ratones de laboratorio en el Centro Médico de la Universidad de Pitsburgh, los investigadores encontraron una célula "maestra" (también llamada troncal, o célula madre) que bajo condiciones especiales se puede convertir en una célula hepática funcional.

           Bryon Petersen, autor responsable del estudio, que se publicará el viernes en la revista "Science", dijo que este trabajo es el primer paso para aprender a recuperar hígados dañados usando las células madre del propio cuerpo
        Aunque el trabajo se ha desarrollado tan sólo con animales de laboratorio, Petersen declaró que existen otros estudios que sugieren que los humano también tenemos células madre en la médula ósea que pudieran convertirse en células hepáticas.
           ``Lo que hemos aprendido con ratones lo podremos extrapolar a los humanos" dijo Petersen. Pero advirtió que perfeccionar la técnica en humanos podría llevar una década.
           El Dr. John M. Vierling, especialista del hígado en el Cedars-Siani Medical
 Center in Los Angeles y presidente de la "American Liver Foundation" declaró que esta investigación despierta posibilidades "muy prometedoras" ( ``very exciting'' ) para regenerar hígados en estado terminal.
            El  Dr. Mark F. Pittenger, investigador del Osiris Therapeutics de  Baltimore que recientemente descubrió en la médula ósea células madre para hueso, cartílago y grasa describió los resultados de Petersen como "un paso adelante significativo" ( ``a significant step forward.'')

          El Dr. Petersen también anunció que en su propio laboratorio también han obtenido resultados preliminares que muestran que la médula ósea también contiene un tipo de célula madre que se convierte en células pancreáticas
           Petersen dijo que una vez los investigadores aprendan a aislar células madre de la médula ósea, a convertirlas en células hepáticas y cultivarlas para producir cantidades sustanciales, sería posible recuperar hígados dañados con simples inyecciones.
    Finalmente, Vierling declaró que, no obstante, esta técnica no eliminaría por completo la necesidad de transplantes de hígado.



La Estación Espacial Internacional.
Visión artística de lo que será la estación espacial internacional

1 de Diciembre de  1998
Conectados los dos primeros módulos de la Estación Espacial Internacional.
    La Estación Espacial Internacional (ISS en inglés) es uno de esos titulares para rato. Y ciertamente hará historia. La "primera piedra", construida mediante el acoplamiento de un módulo ruso (Zarya) y uno americano (Unity), ya está en órbita a 400Km de la Tierra, viajando a una velocidad de 28000 Km/h. Este acoplamiento es sólo el principio de un largo proceso que debe culminar a finales del año 2005. Pero la inauguración del primer habitáculo de esta 'estación sin nombre' fue definitivamente un acontecimiento celebrado en todos los medios de comunicación.
    Sin embargo no todo son celebraciones. La crítica (y crónica) situación económica de Rusia ha pesado como una losa en el desarrollo del proyecto y ha dado lugar a numerosos retrasos. Algunas voces críticas llegaron a proponer la cancelación del proyecto o el abandono de los socios rusos. Sin embargo, la experiencia rusa en el espacio y los propios intereses estratégicos y comerciales de Estados Unidos han pesado más y han permitido arrancar este costoso y a la vez provechoso proyecto.
    Una vez completada, la Estación espacial será el campamento base para un buen número de proyectos de exploración científica y tecnológica que aumentarán nuestro conocimiento y nuestros logros en campos como la ciencia de materiales, la biología, la medicina o la ingeniería, entre otros.
    Por otra parte, ésta no es la primera estación espacial en órbita. Las rusas Salyut 1 y Mir constituyen unos precedentes muy importantes. Entonces, ¿por qué ésta es tan especial?. Pues porque esta es la primera que involucra, desde un principio, un proyecto de cooperación entre los Estados Unidos, Rusia, Europa, Canadá y Japón. Es por fin un proyecto global de cooperación en lugar de competencia.
 
 


  Preguntas y comentarios a cienciateca@mail.com |  Última modificación: 24 de Agosto 1999
©Pedro Gómez-Romero, 1998,1999 
Back to Main page on Science, Technology and Society De vuelta a la página principal sobre Ciencia, Tecnología y Sociedad