Nuevas aplicaciones del Laser
El Láser que se convirtió en sabueso
Jorge A. Marión

Científicos de la Johns Hopkins University (Baltimore, EEUU),  crearon un láser capaz de “olfatear” enfermedades en el aliento de una persona. El resultado puede ser comparado con una tabla de equivalencias y propiciar un posterior estudio más profundo del paciente.
 Desde hace algún tiempo, se ha pensado que el fino olfato de los perros podría ser entrenado para examinar el aliento de los humanos en busca de enfermedades particulares, de un modo parecido a como hoy en día son adiestrados para localizar drogas o alimentos entre los equipajes de los aeropuertos.
 Pero los láseres podrían efectuar una tarea semejante de una manera más efectiva, y sensible. Los procedimientos invasivos como son las biopsias o las endoscopias aún serán imprescindibles para algunas enfermedades, pero otras podrían ser detectadas analizando el aliento del paciente. Estamos hablando de enfermedades en la sangre, hígado, pulmones, páncreas y estómago, las cuales pueden dejar un rastro químico concreto. La técnica láser que puede ser empleada para las pruebas médicas de aliento se llama CRDS (cavity ringdown spectroscopy). Consiste en un láser ajustado a una frecuencia específica que rebota rápidamente hacia delante y hacia atrás en una cavidad óptica formada por espejos con una alta capacidad de reflexión. Esta cavidad también contiene una muestra de un gas, por ejemplo, el procedente del aliento de una persona. Cuando el láser se apaga, el sistema,  contiene también un espectroscopio, que nos proporciona información sobre la composición química del gas.
 Dado que algunas enfermedades tienen un impacto directo en la composición del aliento (por ejemplo, las relacionadas con el riñón llevan a un exceso de amoníaco), es posible determinar qué le ocurre al paciente. Otras enfermedades pueden ser diagnosticadas proporcionando comida etiquetada con un isótopo (como el carbono-13) al individuo. La cantidad de moléculas etiquetadas isotópicamente en el aliento expelido mostrará el ritmo metabólico, e indicará la presencia de marcadores de enfermedad específicos, como el microorganismo  estomacal llamado Helicobacter pylori, asociado con ciertas úlceras.
 Este nuevo sistema puede emplearse para otras aplicaciones, como el control de las emisiones en chimeneas, escapes de automóviles,  vigilancia de  eficiencia de la combustión en hornos y fundiciones, y la verificación de la calidad del aire en túneles entre otras utilidades.

Jorge A. Marión
Periodista científico
Canals - Cordoba
Argentina

De vuelta a cienciateca.com