Cuando la Luna se sonroja
Ismael Pérez Fernández

 
En raras ocasiones cuando hay Luna llena, ésta poco a poco adquiere un tono rojizo. ¿Qué le pasa a nuestro satélite?¿Será que le da vergüenza iluminar con su luz a los enamorados que buscan el cobijo de la noche? Lo que realmente le ocurre al lucero de los enamorados no es que se sonroje, sino que es la Tierra la que tiñe con ese tono rojizo a nuestro satélite. Lo que estamos observando realmente es un eclipse de Luna.
Los eclipses ya sean de Sol o de Luna se producen cuando hay una alineación del Sol, la Tierra y la Luna. Un eclipse de Luna no es más que la ocultación de ésta por la sombra de la Tierra y el eclipse de Sol es la ocultación de éste por la Luna. De este modo si hay Luna nueva lo que debería producirse es un eclipse de Sol y si la fase de la Luna es llena lo que veremos es un eclipse de Luna. Observando la siguiente figura queda todo más claro:

 


Pero entonces surge una pregunta ¿Por qué no sucede esto cada vez que hay Luna nueva o llena? No sucede porque el plano de la orbita de la Luna esta inclinado 5,6 grados respecto de la eclíptica, esto es, del plano imaginario que contiene a la Tierra y al Sol. Por lo que los eclipses sólo pueden producirse cuando la Luna se encuentra en los puntos de su orbita que cortan la eclíptica y además se encuentra en una de las fases antes mencionadas.

Aún queda una pregunta por responder ¿Cómo es que la Luna no desaparece sino que queda teñida de un color rojizo?  La Luna resulta visible por los rayos solares refractados por la atmósfera terrestre. El color rojizo se debe a un efecto conocido con el nombre de difusión Rayleigh. De forma resumida podemos decir que la atmósfera actúa como una especie de filtro dejando pasar los tonos rojizos. El que tenga curiosidad por saber más acerca de la difusión Rayleigh puede visitar el articulo ¿Por qué azul? también publicado aquí en cienciateca.com.

El próximo día 9 de noviembre tendremos la oportunidad de disfrutar de uno de estos eclipses. Este eclipse será visible desde toda la península Ibérica. En la siguiente tabla se señalan los momentos más destacados del evento:
 

FASE

HORA LOCAL

Primer contacto
00:32
Comienzo totalidad
02:07
Máximo del eclipse
02:18
Fin totalidad
02:30
Último contacto
04:05
      Para aquellos que no puedan disfrutar del eclipse ya sea por que desde su ubicación no es visible o porque las condiciones meteorológicas lo impiden podrán disfrutar del espectáculo en Internet. El Planetario de Madrid lo retransmitirá en directo en la siguiente pagina web http://www.planetmad.es/jsluna.htm. Obviamente la retransmisión esta supeditada a que las condiciones meteorológicas sean favorables en Madrid. Sólo queda decir que no es necesario ningún tipo de instrumento óptico, ni tomar precauciones para proteger los ojos, la única precaución esta vez será abrigarse bien, para guarecerse del frío.
Back to http://www.cienciateca.com